UN COTARRO ESPECIAL “MOVIDA” PALMERA

Hace tiempo que debía una edición especial de El Cotarrodedicada a la querida “Isla Bonita y a su buena gente. Ayer se celebró la festividad de San Miguel, patrón de la isla de La Palma y, justo el día después, la ocasión me viene que ni pintada para solventar el compromiso pendiente. O sea que, vamos al lío y, como dirían Juan Capote o Sosó… ¡a los vasos!

FOTO 1.- CAPOTE Y SOSÓ

Juan Francisco Capote (i) junto a Víctor “Sosó” Lorenzo Díaz, caracterizado de la sirena Sosohnova.

JUAN CAPOTE YA ES “DIOS” EN CHINA

Es justo y necesario, precisamente, comenzar reafirmando que el gran palmero Juan Francisco Capote Álvarez, doctor en veterinaria, investigador del Instituto Agrario de Investigaciones Agrarias del Gobierno de Canarias (ICIA), experto mundial en ganado caprino, amante de la hípica y gran palomero, exquisito gourmet y forofo futbolero del Tenisca (algún defecto tenía que tener) así como miembro destacado de la Asociación Mundial del Caprino (entidad de la que ha sido presidente) y actualmente líder de la “Revolución China” en lo que a la leche de cabra se refiere, ya es en aquel país asiático como un “Dios” y, en su terreno, ni Mao Tse Tung le hace sombra.

FOTO 2.- CAPOTE Y FANS

Capote ya tienen hasta “fans” en China. Congresistas, técnicos y empleados de las industrias lácteas se quedan encantados al conseguir una foto con el “líder supremo”.

215 MILLONES DE CABRAS Y TELEVIDENTES

Y es que, como les digo, Juan Capote es el “líder supremo” de la orientación y dirección del impresionante plan que los chinos tienen para desarrollar el sector caprino en general y de la industria láctea en particular. Juan Capote lleva años visitando China, asistiendo a congresos, visitando granjas y fábricas y asesorando a un sector que cuenta con la friolera de unos 215 millones de cabras (machos cabríos incluidos) o lo que es lo mismo, casi la cuarta parte de la población mundial de caprino (casi un 25%) y una industria que aspira a que el 70% de la producción láctea china sea de cabra… ¡100 mil millones de litros!

FOTO 3.- JUAN CAPOTE

Discurso de Juan Francisco Capote en China, transmitido por la televisión para más de 200 millones de chinos y chinas.

CABRAS CON LA BUFANDA DEL MENSAJERO

Como curiosidad les digo que invitaron a Juan Capote a una televisión y le dijeron que la audiencia superaba los 200 millones de telespectadores. Yo creo que hasta las cabras ya conocen a Juan Capote y, como se puede apreciar en la foto exclusiva que les pongo, no se cortan un pelo a la hora de ponerse guapas y besar al ilustre palmero. Llamo una vez más su atención, para que se fijen en el detalle y cuidado que tienen las cabras chinas para adornarse con la bufanda del C.D. Mensajero.

FOTO 4.- CAPOTE Y CABRA

Juan Capote y la cabra con la bufanda del Mensajero, besándole cariñosamente.

GRAN DUO MARICHU FRESNO Y JUAN CAPOTE

En esta ocasión se ha unido al viaje la también prestigiosa veterinaria palmera María del Rosario Fresno Baquero, popularmente conocida como “Marichu”Fresno, exquisita gourmet, amante de la hípica, también investigadora y, actualmente, directora científica del ICIA. Marichu es una experta en quesos en general y especialmente en quesos canarios, y de los palmeros en particular (de cuya Denominación de Origen fue “alma mater”). Durante el viaje, Juany Marichu participaron en la constitución de la Asociación Internacional de la Industria Lechera en Pequeños Rumiantes. Marichu Fresno fue nombrada vicepresidenta de dicha asociación, mientras que, a Juan Capote, le han otorgado la Presidencia de Honor. Nos falta ver que, a alguien inteligente, se le pase por la cabeza lo del nombramiento de ambos como “Hijos Predilectos” de La Palma. Amén.

FOTO-5.--MARICHU-Y-JUAN-copia-2

Marichu Fresno y Juan Capote triunfando en China, donde casi se les venera.

PEDRO HERNÁNDEZ, EL CHEF ECOLÓGICO

Los palmeros son muy especiales y la excelencia se pega. Eso se comprueba en el sencillo, callado y gran cocinero, Pedro Hernández Castillo, que es un ejemplo de apuesta decidida por, como él mismo dice, la “gastronomía de la salud”. El bueno de Pedro Hernández apuesta por una cocina que, sin perder calidad, permite disfrutar del sabor a personas con intolerancias o alergias alimentarias, pensando especialmente en las que, incluso, arriesgan su salud cuando salen a comer fuera de casa.

FOTO 7.- PEDRO HERNÁNDEZ

Pedro Hernández Castillo, chef y propietario del restaurante El Duende del Fuego.

EL DUENDE DEL FUEGO, PRIMERO EN “KM.0”

El inquieto Pedro Hernández, propietario y jefe de cocina del sencillo y magnífico restaurante El Duende del Fuego (en Los Llanos – teléfono: 922 401 002) ha conseguido que su restaurante sea el primer establecimiento de restauración de toda Canarias que obtiene la importante “Certificación Km.0” conforme a la Norma NT 27004/18, concedida por el instituto de certificación CERTEX. Esta certificación confirma que el restaurante de Pedro Hernández, especializado en platos y recetas exentas de gluten y lactosa, cumple los más exigentes requisitos de utilización de productos locales “Km. 0” (producidos a menos de 100 km. de su establecimiento) y cumple también con la norma ISO 14064 sobre aspectos ecológicos, de reciclaje y eficiencia energética. Lo dicho, un chef ejemplar y un magnífico restaurante que hay que visitar.

FOTO 8.- PEDRO EN SU HUERTA

El chef Pedro Hernández en su propia huerta ecológica, donde cultiva y cosecha productos “Km.0” para su propio restaurante en Los Llanos de Aridane.

LAS SIRENAS VOLVIERON A DESEMBARCAR

Para acabar les recuerdo que el año 1983, unos amigos palmeros se reunían los sábados con el maestro Quico Concepción y el grupo “La Sabatina” a pintar paisajes. Un sábado se fueron de comida y vacilón y, metidos en “simones” (léase vasos de vino) desembarcaron en la playa con sana alegría y unas algas por la cabeza a modo de corona… Los bañistas les vieron con tal pinta, que comentaron… “¡tremendo desembarco de sirenas!” Y como son los palmeros para poner nombres a personas y cosas, “Sirenas” les llamaron y “Sirenas” se quedaron, repitiendo cada año su desembarco. El pasado 1 de septiembre cumplieron con su tradición (¡y van 35 años!) en la playa de La Salemera, acompañados por el gran Víctor Lorenzo Díaz, el querido “Sosó” convertido en la “sirena Sosohnova” y ataviado como tal. Como siempre, visitaron el cementerio de la capital y rindieron su emotivo homenaje anual a los compañeros “caídos” y este año, de forma especial, al querido y recordado José Sosvilla (q.e.p.d.). Tras las paradas habituales “para repostar”, un asado elaborado por el chef argentino Óscar Doria, dio pie para brindar por la amistad. Felicidades a todos por continuar la tradición y… ¡a los vasos!

FOTO 9.- SIRENAS 2018

Foto de familia oficial y exclusiva del “Desembarco de las Sirenas de La Palma” en su 35ª Edición de 2018. Felicidades por conservar la tradición 35 años y… ¡a los vasos!

Bnn_Careca

INCIDENTE EN LA PROCESIÓN DEL CRISTO

Un triste y lamentable incidente, perturbó el pasado 14 de septiembre la solemne “Procesión del Retorno” del Cristo de La Laguna a su Real Santuario. Una presunta promesa al Cristo sirvió para abusar de la buena fe y aprovecharse de la buena voluntad de dos serios empresarios, Myriam Ortega Quintero y su hermano Germán Ortega Quintero, propietarios del ya emblemático La Laguna Gran Hotel, así como de Agustín Ruíz Ortega, hijo de Myriam y joven director del establecimiento. El personaje (creo que muy equivocado) protagonista principal del incidente, el florista Juan Álvarez, se presentó en el hotel poniendo por delante su número de esclavo y dando a entender que la Esclavitud estaba al tanto de lo que pretendía hacer y que contaba con su “permiso”.

FOTO 1.- PETALADA

Momento del “diluvio” con muchos de los asistentes protegiéndose de la “mojada”

PROMESA CON CARGA DE RESENTIMIENTO

La mentada “promesa” iba a ser en forma de ofrenda floral al Cristo lagunero, por medio de una “petalada” (lanzamiento de pétalos) al paso de la procesión. Eso se ha hecho muchas veces durante años (y nadie se ofende ni la Esclavitud lo prohíbe). En algunas casas del recorrido procesional se lanzan con mesura algunos pétalos de flores (muy pocos) desde ventanas y balcones, pero en una cantidad no superior a una sencilla bandeja o una pequeña cesta tipo panera. Pero el ínclito Juan Álvarez (que se presenta como Campeón de España de Arte Floral) se pasó tres pueblos y medio, lanzando un auténtico “diluvio de pétalos” y digo lo de “diluvio” porque, encima y para más daño y desgracia, estaban mojados. Unas nueve o diez cajas parece que tiró el caballero y su ayudante… Luego, además, ofrecieron tres ramos de flores que se pusieron en el trono, pero que, cuando se llegó al santuario, los recogieron y se los llevaron. Por lo que se vio, promesa, sí, pero solo el ratito de la procesión.

FOTO 2.- RESPONSABLES

El florista protagonista, Jesús Álvarez (c), llevándose al final los ramos ofrecidos.